licencias

CAOS EN LICENCIAS DE ACTIVIDAD

Comparte si te gusta...

Denunciamos que en la concesión y vigilancia de las licencias de actividad impera el caos, y recordamos a Navarro Corchón que sus tres predecesores en Urbanismo han sido llamados a declarar en los juzgados

 

AHORA MURCIA denuncia el caos que impera en las licencias de actividad del municipio, dependientes de la Concejalía de Urbanismo. La edil Angeles Micol señala que estas licencias “parece que se conceden sin ningún rigor, que nadie vigila que se cumplan adecuadamente y que cuando hay alguna denuncia, se mira para otro lado”. Las palabras de Micol hacen referencia a las nuevas imputaciones que afectan al PP, en esta ocasión por los ruidos en la calle Pérez Casas, que llevarán a declarar a dos exconcejales y a la jefa de Servicio de Actividades y Disciplina Ambiental, responsable de las licencias de actividad.

Micol apunta que en la concesión de estas licencias “a menudo no ven lo que no quieren ver” y lamenta que “el deber de vigilancia no existe. Se diría que hacen una total dejación su obligación de supervisar y, cuando es necesario hacerlo, de clausurar. Su falta de diligencia y actuación, en definitiva, es clamorosa”.

El Servicio de Actividades y Disciplina Ambiental cuenta con un largo historial de litigios”, explica la edil, y añade que, según parece, ni este Servicio ni la Concejalía de Urbanismo “detectan ruidos en el centro de la ciudad, ni detectan la actividad industrial irregular en la Huerta, ni detectan nada”. Micol abunda que “desde Ahora Murcia venimos denunciando que en numerosos puntos de la Huerta se están realizando actividades presuntamente ilegales, que provocan ruidos, emiten vertidos y molestan a los vecinos. La Concejalía de Urbanismo debe responder por esta situación”.

Por otra parte, Micol subraya que Juan Antonio Bernabé “es el tercer concejal de Urbanismo del PP imputado, con lo que los tres predecesores del actual, Navarro Corchón, han sido citados por los tribunales. Por tanto, parece que el propio Navarro Corchón debería tener cuidado, porque queda claro que el Urbanismo en el municipio es un campo de minas, que lo mismo estalla por un lado que por otro. El Urbanismo se ha convertido en la patata caliente del municipio, así que o se toman medidas contundentes o saltará por los aires definitivamente en esta legislatura”.

Por otra parte, Micol explica que la desidia dentro de la Concejalía de Urbanismo no sólo es de este Servicio: “Habría que preguntarse qué pasa en otros”.

FOTO: protesta en la Vereda del Catalán (Santa Cruz, Murcia), por actividades industriales presuntamente irregulares en zona de Huerta

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento