CONCENTRACIÓN EN SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO GRIEGO

Concentración solidaridad con Grecia

Comparte si te gusta...

Manifiesto solidaridad con Grecia: por la soberanía de los pueblos y la democracia.

Las políticas neoliberales, de brutales recortes y despiadada austeridad, aplicadas en Grecia y en Europa, desde hace ya cinco años, por los organismos internacionales (BM, FMI), y por las autoridades europeas, transformando en públicas las deudas privadas de la banca, han generado una situación económica y social insostenible para los griegos y para los países del sur de Europa.

Sus resultados han sido un aumento descontrolado de la deuda y el paro, la extensión de la desigualdad social y la pobreza, y el inicio de un proceso de desmantelamiento de lo público. En definitiva: ruina, sufrimiento y desesperanza para el pueblo griego, los pueblos de Europa y la constatación del fracaso absoluto de las recetas de la Troika.

La Comisión de Estudio sobre la Deuda ha demostrado que una gran parte de la deuda es ilegal e inmoral y que, por tanto, debería producirse una sustancial quita por parte de los responsables de la Unión Europea; esto, junto a la decisión del Gobierno de Grecia de no renunciar a su compromiso electoral, ha llevado al Eurogrupo a plantear una ofensiva que trata de hacer claudicar al único gobierno europeo que se le ha rebelado.

La situación en el país heleno es la demostración de la profunda crisis política, institucional y democrática en la que vive la Unión Europea, fruto de su propio diseño. Para las élites políticas, gobernar no significa representar la voluntad de la mayoría, sino privilegiar los intereses del sistema financiero; intereses que coinciden con los contenidos de la propuesta del Eurogrupo y con el memorándum impuesto por la Troika.

La Troika y los medios de comunicación del sistema a su servicio están utilizando de nuevo la estrategia del miedo y el chantaje, en un ataque sin precedentes a la decisión soberana de un país y a un gobierno elegido democráticamente hace apenas seis meses. Este ataque tiene la intención de impedir que el pueblo griego se exprese en libertad, pero es también un aviso al resto de países del sur de Europa.

El modelo de construcción europea que defendemos se basa en los valores de la solidaridad entre los pueblos, la redistribución de la riqueza, la justicia social y la participación democrática. Pero estos principios son traicionados en beneficio de las élites financieras y son sustituidos por un proyecto mercantilista que da la espalda a la ciudadanía. Sin embargo, la sociedad europea reclama otro modelo de Europa.

Denunciamos que la Troika trata de sustituir la soberanía de los pueblos por la dictadura del capital, y que se asusta ante el hecho de que un Gobierno dé la posibilidad a su pueblo para decidir sobre las políticas europeas, creando un peligroso precedente, amparando a quienes intentan dominar la economía y la vida de la gente al margen de cualquier control democrático.

El referéndum del día 5 aprobado por el Parlamento griego es un acontecimiento histórico para reivindicar que la soberanía popular esté de nuevo en el centro de la toma de decisiones. Es un ejemplo de democracia y dignidad para toda Europa y debe ser el punto de partida para repensar la democracia y el funcionamiento de las instituciones.

Manifestamos nuestra profunda solidaridad con el pueblo griego. Hoy más que nunca es necesaria la unión de todos los pueblos de Europa en defensa de la democracia y contra las políticas de “austericidio” neoliberales. Grecia está enviando un firme mensaje a la comunidad internacional que debe ser escuchado. No concebimos una Europa sin Grecia ni una Grecia sin Europa.

Hacemos un llamamiento al pueblo murciano, a sus representantes institucionales y a la sociedad organizada a respaldar y promover todo tipo de acciones públicas en defensa del derecho del pueblo griego a decidir su futuro y a no someterse al chantaje de la Troika.
Todos somos griegos. Ολοι είμαστε Έλληνες

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento