Cabezo de Torres

Intervención de Alicia Morales sobre Plan Especial de Cabezo de Torres

Comparte si te gusta...

Éste es el texto que ha pronunciado Alicia Morales en el Pleno acerca del Plan Especial de Cabezo de Torres

 

Me gustaría hacer con ustedes una reflexión sobre algo que he aprendido de mi compañera Angeles Micol, y es que hoy, aquí, vamos a votar un Plan Especial que es una actuación urbanística que afecta a casi 400 viviendas. Vamos a votar el destino de dichas viviendas, y con ellas el destino de sus moradores. No es una cuestión baladí para decidirlo de forma frívola, sin haber dedicado un tiempo para meditar las consecuencias de nuestro voto. No podemos actuar sin conocimiento pleno de lo que nuestro voto va a significar en la vida de cada una de esas familias que viven en esas casas, porque en definitiva, la casa en la que uno vive es importante, el hogar es muy importante para sus habitantes.

Pónganse por un momento en lugar de esos murcianos, piensen que hoy, aquí, 29 personas que han sido elegidas entre todos los habitantes de este municipio, decidieran en un minuto, levantado su brazo y emitiendo un voto el destino de vuestro hogar, de vuestro barrio. Y que de esa decisión dependiera que dentro de unos años vuestra casa estuviera en unas u otras condiciones, y lo que eso supone en una familia. Su felicidad su desgracia, la incertidumbre, un buen negocio o una ruina…

En definitiva, hoy y aquí, en este pleno, más que nunca debemos votar con responsabilidad y con total conocimiento de lo que estamos haciendo, por humanidad con nuestro conciudadanos, por coherencia con nosotros mismos, y sobre todo porque es nuestra obligación como concejales hacer las cosas con total honestidad y pensando siempre en el interés general de este municipio.

Yo hoy les pido junto con mi compañera Micol, que antes de levantar el brazo para emitir su voto piensen en esas casi 400 familias y tengan en cuenta esto que les voy a decir:

Examinemos la propuesta que nos presentan para ser votada. En ella vemos que estamos ante un Plan Especial de rehabilitación de un barrio en el Cabezo de Torres, el de los Cabezos de la Cruz y del Collado, un barrio humilde y con algunos problemas, igual que muchos barrios de este municipio, que como ya he dicho afecta a casi 400 familias, y que en 2008 ya intentó ser aprobado por una corporación anterior. Desde ese año han sido varios los intentos de que fuese aprobado, pero ningún concejal de urbanismo, ni siquiera aquel que se atrevió con todo incluso con el “teletransporte” han tenido valor para ello.

Pues bien, cuando se aprobó inicialmente el 25 de junio de 2008 se publicó en el Boletín Oficial de la Región de Murcia, y se dio un plazo de alegaciones a los afectados para que presentasen sus alegaciones. Fueron casi 500 alegaciones las presentadas por estos vecinos, y tal y como reconoce la propuesta que hoy vamos a votar se elaboró un informe de “Contestación de alegaciones”.

Según relata esta propuesta en sus CONSIDERANDOS el promotor del Plan Especial presentó un nuevo proyecto en base a las alegaciones presentadas y a los informes de los Servicios técnicos de este Ayuntamiento. Dicho proyecto, nos dice el CONSIDERANDO SEGUNDO de la propuesta, fue dejado sobre la mesa a petición del concejal de urbanismo Sr. Bernabé Caballero el 15 de abril de 2014, y posteriormente llevado de nuevo al pleno de 27 de noviembre de 2014 donde se aprobó que, y les ruego presten atención a lo que voy a decir, “por unanimidad realizar un trámite de información a los vecinos, antes de proceder a su aprobación definitiva, que finalizará el día 13 de febrero de 2015, con la finalidad de ampliar y garantizar la participación de los ciudadanos en la planificación urbanística del municipio, así como para reforzar los derechos de todos los propietarios e interesados dentro del ámbito de actuación”.

Después nos dice la propuesta que en ese periodo solo se recibió una alegación. Y yo les pregunto ¿No es extraño que después de haberse presentado casi 500 alegaciones en la publicación de la aprobación inicial de este Plan, resulte que en esta nueva exposición pública solo se presentase una? la respuesta es muy sencilla, es porque tal trámite de información a los vecinos no se efectuó como dicta la Ley del Suelo, mediante una publicación en el Boletín Oficial y puesta a disposición pública la información del Plan. No hubo tal periodo de información y participación de acuerdo a Ley, sino que se limitó a una reunión en la alcaldía sin publicidad alguna. A eso se le llamo trámite de información a los vecinos. Un auténtico fraude, y más si tenemos en cuenta que las casi 500 alegaciones de estos vecinos nunca fueron contestadas. Así es, ningún vecino recibió en su domicilio respuesta a sus alegaciones, donde expresaban su legítimo derecho a participar en las decisiones urbanísticas de este municipio, y más cuando tal decisión les afectaba directamente en algo tan importante como su hogar.

Esta actitud, de no haber contestado a esas cientos de alegaciones presentadas por los vecinos se puede calificar de perniciosa práctica administrativa, que crea sentimientos de agravio entre los ciudadanos, por lo difícil que es comprender por qué un ayuntamiento como este de Murcia no contesta a sus escritos y actúa con esa falta de consideración hacia los ciudadanos.

La Constitución Española, en su artículo 105, garantiza que en los procedimientos administrativos los ciudadanos puedan presentar ante la Administración pública cuantos escritos consideren de interés, en defensa de sus derechos y de sus intereses personales, y la Ley de Procedimiento Administrativo señala que quienes presenten alegaciones u observaciones en este trámite tienen derecho a obtener de la Administración una respuesta razonada

A través de la contestación razonada a las alegaciones, cuando éstas son rechazadas, los ciudadanos pueden conocer los motivos por los que sus pretensiones no han sido estimadas, lo que facilita el que puedan recurrir los acuerdos de la Administración. Si los administrados desconocen las razones por las que los poderes públicos rechazan sus peticiones, difícilmente podrán rebatir tales argumentos, de tal manera que es indudable que se ve afectado su derecho a la defensa jurídica de sus intereses, provocando una indudable indefensión. Y en el caso que aquí nos ocupa, que es la aprobación del Plan Especial PH-CT1, esa indefensión de los vecinos se ha producido, pues ninguno de los casi 500 alegantes han recibido respuesta alguna a sus alegaciones presentadas en tiempo y forma.

En definitiva, resulta que ahora los vecinos se encuentran con esta propuesta que hoy votamos, donde además de lo que anteriormente he expuesto, contiene como paño caliente ante lo indeseable que se pretende aprobar, un acuerdo de la Junta Municipal de 24 de abril de 2017, como si tal acuerdo fuese garantía para todos los vecinos afectados por este infortunio, y que dice:

1º.-“Que se incluyan en el Plan las sugerencias razonables presentadas por los vecinos afectados”. Toda una ironía, puesto que no indica cuáles son esas sugerencias razonables, ni con qué criterio se consideran razonables ¿razonables para quién? ¿para los vecinos, para el promotor, para el Ayuntamiento? Y ¿razonables según quién? ¿el promotor, el Ayuntamiento, un vecino determinado? ¿Los rubios, los morenos, los altos, los bajos…? ¿quién va a decidir lo que son sugerencias razonables y en base a qué criterio? Sin duda una muestra de arbitrariedad sin lógica alguna.

2.- “Que una vez aprobado el Plan se insta a que el Ayuntamiento de Murcia solicite ayudas públicas europeas y estatales”. Por pedir que no quede señores, que el que no llora no mama, un canto al viento que se lleva esas bonitas palabras.

3.- Sobre los gastos de urbanización nos dicen que los vecinos solo tendrán que asumir los gastos vinculados a las licencias de obras que soliciten. Es decir que serán los vecinos los que paguen las obras para ensanchar las calles, que es lo que en definitiva mayoritariamente pretende este Plan, así como la urbanización correspondiente, pero eso si, cuando pidan licencia de obras. De esta forma a lo que se condena a los vecinos es a que nadie pida ya licencias de obras para sus casas, pues eso conllevaría pagar esas obras de urbanización, lo cual derivara irremediablemente en la degradación de las viviendas y con ello del barrio entero.

4.- Sobre la expropiación nos dice la Propuesta que ahora vamos a votar que “no habrá expropiación para la rectificación de la alineación de los viales”, es decir para el ensanchamiento de las calles, y que “esa rectificación se irá produciendo con las respectivas licencias de obras de renovación cuando las soliciten los propietarios”. Esto significa que la cesión obligatoria de suelo que los vecinos deben hacer mediante el retranqueo previsto de sus propiedades para el ensanchamiento de las calles se producirá también cuando soliciten licencia para hacer obras en sus casas. De nuevo nos encontramos ante la situación de que nadie solicitará licencia de obras, pues eso supondrá además de pagar los gastos de urbanización tener que ceder el suelo con retranqueos que en ocasiones supone perder la vivienda entera.

Para ilustrarles les diré que mi compañera Angeles Micol ha efectuado un minucioso estudio superponiendo los planos de ordenación con las rectificaciones de alineación de viales prevista en el Plan y el callejero oficial del Ayuntamiento de Murcia en el ámbito afectado, con el resultado de que hay 36 calles afectadas donde se prevé ensanchamiento, y ello afectará directamente a 129 viviendas en mayor o menor grado, pues hay desde las que deben ceder sus cocheras, sus cobertizos, sus patios o parte de su vivienda hasta algunos la vivienda entera, y ello recordemos que sin pago alguno, pues se trata de viviendas que a partir de hoy van a quedar fuera de ordenación.

A lo anterior se añade, por si fuera poco, que en las normas del Plan se ha incluido la obligación de que todas las viviendas tengan plaza de garaje en sótano, y las que no puedan lo deberán tener en la planta baja, con lo cual ya se condena irremediablemente a todas las casas, ya que con esta obligación impuesta para cumplir en el momento que soliciten licencia de obras para cualquier renovación de parte de su vivienda, es seguro que nadie cambiará ya ni una teja de ninguna casa del Cabezo Collado y de la Cruz. De esta forma ya está servida la progresiva degradación del barrio, con lo que ello supone, aunque esto seguro hace que el promotor pueda ir comprando poco a poco todas esas viviendas a un precio ridículo. Parece que si este plan se aprueba sí que habrá un seguro beneficiado, aunque sea a costa de una injusticia y una ilegalidad manifiesta que recae sobre los casi 400 vecinos, que nada tienen que ganar con este Plan y sí mucho que perder.

Nuestro voto es quien va a decidir hoy esta cuestión, y al menos desde Ahora Murcia sabemos que hemos cumplido con nuestra obligación de comunicarles a todos los concejales lo que entendemos y también hemos cumplido con los vecinos que nunca podrán considerar a nuestro grupo municipal parte responsable si hoy se decide aprobar este Plan.

Aquí les dejamos las firmas de los presidentes de las dos asociaciones de vecinos del Cabezo de Torres, secundados por los vecinos que ayer acudieron a una reunión que se convocó de forma urgente en la sede de una de estas asociaciones, solicitando que se les conteste a sus alegaciones presentadas en tiempo y forma, y un nuevo plazo de exposición de acuerdo a la Ley del Suelo, que asegure su derecho a la participación en la toma de decisiones sobre este Plan Urbanístico que les afecta.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento