Lo público y el PP

Comparte si te gusta...

AHORA MURCIA denuncia el inadecuado uso que el Ayuntamiento viene haciendo de espacios, inmuebles e instalaciones públicas, con miras, habitualmente, a la cesión a particulares y a la gestión privada en lugar de fomentar y facilitar el uso por parte de todos los ciudadanos. Estos días se está hablando de la posible cesión de la Vieja Condomina a la UCAM, pero esta gestión que consideramos inadecuada se da también en plazas y calles del municipio que se ven invadidos por terrazas de bares, en centros culturales de gestión privada a los que tienen un acceso engorroso los vecinos o en instalaciones deportivas, de gestión igualmente privada, cuyas cesiones a largo plazo meten al Consistorio en grandes gastos evitables, sin olvidar las grandes construcciones a modo de cafetería que ocupan varios parques, cuando la ley solo permite la presencia de quioscos.

El grupo municipal exige que los espacios e inmuebles públicos sean de gestión pública y acceso público, y que la forma que tienen los ciudadanos de utilizar estos lugares esté claramente regulada y bien publicitada, de forma que su uso se facilite todo lo posible. En opinión de Ahora Murcia no existe un modelo de apuesta por la gestión pública, además de existir una notable descoordinación entre las distintas concejalías.

Las terrazas de cafeterías ‘se comen’ varias plazas y calles de la ciudad, dejando casi sin espacio para el tránsito de los ciudadanos y creando, además, un riesgo para la seguridad. Por su parte, muchos centros culturales cuentan con gestión privada, lo que les hace más inflexibles a la hora de ceder salas y el uso de sus espacios para la celebración de actividades propuestas por los vecinos. El Ayuntamiento, además, no ha cumplido con la ley al permitir la implantación en parques y jardines de grandes construcciones para su uso como cafeterías (la Redonda, Malecón, la Seda, ‘los Perros’…) cuando sólo está permitido la presencia de quioscos.

En cuanto a las instalaciones deportivas de mayor tamaño, la mayoría (JCI, La Flota, Inaqua…), son de gestión privada, y las concesiones realizadas por el Ayuntamiento a largo plazo (20 o 30 años) dificultan que el Ayuntamiento pueda adaptarse a evolución de las las necesidades y demandas, dando lugar a millonarios gastos municipales. Así, entre 2004 y 2011, el Consistorio aportó 21,7 millones de euros de subvención a estos centros deportivos, 7,2 millones más de lo previsto en el plan de viabilidad.

Hay que recordar que este tipo de situaciones le costaron el puesto la pasada legislatura a una jefa del Servicio de Patrimonio, y que en los últimos años se han producido gravísimos episodios relacionados con edificios municipales, tales como el embargo del Teatro Circo o la actuación del centro municipal y la guardería del centro JCI, ambos casos propiciados por una pésima gestión del Ayuntamiento.

1Comentario
  • Berto
    Publicado a las 22:18h, 05 agosto

    En el pabellón deporivo Príncipe de Asturias , la sala 1 es la escuela municipal de billar. Una magnífica sala de 400 metros con grada, moqueta, grada vip, vestuario privado, A/A, iluminación específica y cuatro mesas de billar de competición.
    El pabellón pasó a gestión privada en 2014, pero la sala de billar ya hace 20 años que la gestiona el club billar Murcia, cuyo fundador, José María Quetglas Mompeán, es el presidente de la Federación de Billar Región de Murcia.
    El convenio entre ayuntamieto y club para la gestión de esa sala, pasa por el uso como escuela municipal deportiva, de tal forma que una vez al año hay que renovar documentación e informar de las actividades, torneos, formaciones, alumnos, etc.
    Creo que son menos de 20 personas las que usan la instalación, a excepción de los torneos con carácter regional o nacional que de vez en cuando se organizan allí.
    Pero es el uso como escuela deportiva, lo que se exige para renovar el convenio.
    Si se auditan los documentos, se podrá comprobar cómo los datos de los alumnos y sus DNI, no son correctos.