Censo de viviendas municipal

Moción Informe del censo de viviendas municipal

Comparte si te gusta...

MOCIÓN SOBRE LA PRESENTACIÓN DE INFORME DE CENSO DE VIVIENDA MUNICIPAL

 

 

Las entidades locales, los ayuntamientos, tienen competencias para hacer efectivo el mandato constitucional del artículo 47 de la Constitución Española, en el que se señala que los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.

 

Los principios que fundamentan y de los que nos servimos  para denominar que una vivienda es digna, están basados en las condiciones que una sociedad considera como básicas para cubrir las necesidades de alojamiento, y que se pueden resumir en estas cuatro variables: la habitabilidad, la adecuación, la estabilidad y la accesibilidad. Estas variables toman la  forma de  principios o derechos que deben ser cumplidos por lo que:

 

Así, habitabilidad nos remite a las condiciones materiales de la vivienda y con los servicios y equipamientos que posee. Se requiere unas condiciones básicas estipuladas por los requerimientos medios de la sociedad en la que se reside. Una infraestructura mínima de una vivienda tendría que contar con agua caliente, energía eléctrica, cocina separada de las habitaciones, baño, frigorífico, televisor, etc.

 

La adecuación hace referencia al grado en que tanto de la vivienda como el entorno permiten la vida humana. Así, la separación de las diversas estancias, el número de personas que habitan, las condiciones físicas y de equipamiento del entorno de la vivienda, serán reflejo de la adecuación o no para la vida de sus habitantes.  La adecuación o inadecuación de la vivienda debe ser expuesta por los propios habitantes según el grado de satisfacción que les suscite.

 

La estabilidad tiene que ver con la posibilidad de que el uso de la vivienda pueda alargarse en el tiempo, para lo que se analiza el régimen de tenencia de la vivienda, la existencia de contratos y la movilidad residencial (o entrada y salida de residentes en la vivienda).

Por último, la accesibilidad, que hace referencia a la posibilidad de cubrir el gasto total que supone la vivienda para una persona o su núcleo familiar, sin que ello menoscabe la satisfacción de otras necesidades básicas.

 

Son conocidos los problemas de acceso a la vivienda digna en este municipio para la población situaciones de especial necesidad en las diferentes denominaciones que se utilizan desde las instituciones: familias con poca capacidad económica, familias vulnerables, familias en riesgo de exclusión social, familias en exclusión residencial extrema, o de las personas sin hogar. Esta población es bien conocida por los Servicios Sociales Municipales, y también, por el Servicio de Vivienda de este Ayuntamiento, ya que, entre otras, son más de 1200 las que año tras año comparten la lista de espera de vivienda social municipal.

 

Las familias que tienen graves dificultades para pagar el alquiler aumentan, y cuando acceden a las ayudas de alquiler, estas llegan muy tarde. Estas situaciones afectan también a los pequeños arrendadores,  introduciendo a ambos en conflictos que acaban con denuncias y procedimientos de desahucios que tensa y pervierte las relaciones de convivencia en nuestros barrios.

 

Por otro lado, también es conocido por este consistorio que la infravivienda ha aumentado en muchas zonas del municipio, así como las ocupaciones irregulares por necesidad de vivienda de otras muchas familias e individuos. Las medidas adoptadas hasta ahora, son insuficientes y el problema social muy grave. El Observatorio de la Exclusión social ha estimado que hay alrededor de 600 personas sin hogar en la ciudad de Murcia, a lo que hay que sumar las más de 200 personas que hay en el municipio que sufren exclusión residencial extrema de forma cronificada que no incluidas en el estudio del Observatorio.

 

El Ayuntamiendo de Murcia es el responsable de la gestión del parque de viviendas municipal, de las que es titular, viviendas que son destinadas a cubrir las necesidades de alojamiento de las familias en situación de especial necesidad.

 

Así, el Servicio de Vivienda de este Ayuntamiento, del que es responsable, la Concejalía de Educación, Relaciones con Universidades y Patrimonio, afirmó en 2016 que “se llevan a cabo proyectos para adecuar el recurso a la demanda real existente y se realiza un seguimiento del parque municipal a fin de garantizar la correcta utilización del recurso”.

 

Según este servicio, está en marcha un proyecto para la elaboración de un Censo de Viviendas Municipales, cuya primera fase se realizó en 2015, y la segunda fase comenzó en enero de 2016. Tres años después de su inicio, en febrero de 2018, aún no tenemos a nuestra disposición ningún dato sobre ese Censo de Viviendas Municipales. Tampoco conocemos los resultados de las acciones que se han desarrollado para el mantenimiento, conservación y reparación del parque municipal de viviendas por un importe de más de 300.000 euros anuales, anunciado por este Ayuntamiento, el 12 de mayo  de 2017, y cuyo contrato aprobó la Junta de Gobierno. Sobre este proyecto se afirmaba que el ámbito de aplicación se extendería a todas las viviendas, edificios, partes anexas e infraestructuras de los inmuebles municipales cuya conservación sea competencia del Servicio de vivienda de este Ayuntamiento.

 

Se creó en 2015 una Comisión de Exclusión Residencial en el Ayuntamiento de Murcia para realojar a familias en situación de exclusión residencial extrema y cronificada del municipio. Para ello se han destinado 1,3 millones de euros de ayudas europeas para el municipio de Murcia, a través de la Comunidad Autónoma de Murcia y hasta ahora el impacto ha sido nulo. Han pasado dos años, y el gobierno regional vuelve a anunciar a finales de 2017 lo mismo que anunció en 2016: que “inicia el proceso para comprar viviendas usadas y realojar a familias en situación de exclusión social y residencial cronificada”. La comisión está actualmente inactiva ya que no se reúne y no avanza en las medidas propuestas.

 

Se creó en 2015 el grupo de trabajo de “Fomento del acceso a la vivienda en régimen de alquiler”, que ha incidido en el cambio de la ordenanza que regula la vivienda municipal, introduciendo algunas reformas como: cambios en los requisitos como en el que, para solicitar la ayuda de alquiler, no haya que inscribirse como demandante de vivienda social –y así disminuir esa lista de espera-; se ha ampliado sucintamente los perfiles de los demandantes; y se ha incluido la prohibición para que familias usuaria de esas viviendas se puedan  quedar la vivienda en propiedad. Por otro lado, la última medida aprobada por este Ayuntamiento es la que facilita ayudas a los arrendatarios que faciliten sus viviendas para que puedan ser alquiladas por familias vulnerables. Se propuso aumentar el gasto para las ayudas de alquiler y abarcar así todas las demandas, pero aún no tenemos datos sobre el impacto de esta medida. En la actualidad, este grupo de trabajo se encuentra inactivo, ya que lleva sin reunirse desde 2016, y no avanza en las medidas propuestas.

 

Es así, que desde Ahora Murcia, ante tal despropósito, creemos que debemos avanzar y cerrar cuanto antes alguna de las medidas propuestas para conocer la situación de la vivienda en el municipio. El objetivo de esta moción es por tanto conocer a través de tres informes:

1) el estado de las viviendas así como las condiciones sociales de las familias y personas que los habitan, para conocer el uso que se le está dando al parque de vivienda municipal y poder proponer medidas ajustadas a la realidad;

2) conocer la necesidad de vivienda de las familias vulnerables del municipio de Murcia partir de la demanda de vivienda social y de las ayudas sociales demandadas en materia de vivienda en Servicios Sociales, así como de los diagnósticos de las UTS en materia de vivienda de sus usuarios;

3) conocer las condiciones y régimen de propiedad –grandes y pequeños tenedores, etc.- de las viviendas vacías del municipio.

 

A partir de ese conocimiento se podrán tomar una serie de medidas políticas eficientes y eficaces en materia de vivienda social más ajustadas a la realidad del municipio, que tengan que ver con la dignificación de las condiciones de habitabilidad de aquellos hogares que lo necesiten; proponer medidas para poner en uso las viviendas vacías; y abordar procedimientos de intervención social y de vivienda con las familias que lo necesiten, entre otros.

 

Teniendo en cuenta los antecedentes expuestos queremos someter al Pleno  del Ayuntamiento de Murcia, para su debate y aprobación, si proceden los siguientes acuerdos:

 

 

  1. Instar al Concejal encargado del Servicio de Vivienda del Ayuntamiento de Murcia a que presente al pleno un informe –censo- sobre el parque municipal de viviendas, en el plazo máximo de dos meses, que incluya información sobre:
  • Número de viviendas habitadas.
  • Número y situación de viviendas vacías.
  • Especificación del mantenimiento que se realiza con la vivienda.
  • Año de construcción.
  • Número de habitantes y su relación de parentesco o afinidad de cada vivienda.
  • Año de adjudicación de la vivienda a los actuales moradores y/o en su caso, año en el que han entrado en la vivienda y cuál ha sido el motivo por el que han entrado (adjudicación, cesión, ocupación, etc.).
  • Edades de los habitantes.
  • Situación económica de todos los miembros del hogar (laboral, percepción de ayudas públicas, etc.).
  • Descripción sobre el grado de vulnerabilidad, riesgo, o situación de exclusión social que haya diagnosticado Servicios Sociales con la familia.
  • Descripción del programa social que se lleva a cabo con las familias o individuos que habitan las viviendas municipales.
  • Descripción y especificación de las ayudas sociales, prestaciones y/o pensiones de las diferentes instituciones del Estado que hayan recibido durante los dos últimos años.
  • Titularidad de la vivienda.
  • Régimen de tenencia de la vivienda y relación contractual de los miembros del hogar con el Ayuntamiento sobre la vivienda.
  • Descripción del pago de alquiler en caso de que lo hubiere, especificación de la cantidad mensual, de los atrasos, de los impagos, de quién y cómo lo paga, y de los criterios que se han utilizado para valorar el pago de ese alquiler.
  • Especificación de gastos y deudas de suministros básicos: agua, luz, gas; y especificación de la inclusión en programas de ayudas a esos gastos (Fondo Social Emuasa, bono energía eléctrica, etc.).

 

  1. Instar al Concejal encargado del Servicio de Vivienda del Ayuntamiento de Murcia a que presente al pleno un informe diagnóstico sobre la necesidad de vivienda para familias vulnerables del municipio de Murcia en el plazo máximo de 4 meses.

 

  1. Instar al Concejal encargado del Servicio de Vivienda del Ayuntamiento de Murcia a que presente al pleno un informe diagnóstico sobre la propiedad –pequeños o grandes tenedores, segundas viviendas, etc.- de la vivienda vacía del municipio de Murcia en el plazo máximo de 6 meses (estimada en 36117 viviendas en 2011 según datos del INE utilizados por este Ayuntamiento).

 

 

  1. Instar al Concejal encargado del Servicio de Vivienda del Ayuntamiento de Murcia a que reanude la actividad de la Comisión de Exclusión Residencial y del Grupo de Trabajo –comisión- de “Fomento del acceso a la vivienda en régimen de alquiler”.

 

 

 

Murcia, a 15 de febrero de 2018

 

 

El Concejal

 

 

 

 

Miguel Ángel Alzamora Domínguez

 

 

 

 

 

 

Vª Bª, la Concejala Portavoz

 

 

 

Alicia Morales Ortiz

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento