El PP admite irregularidades

Comparte si te gusta...

El Ayuntamiento ha reconocido por escrito a AHORA MURCIA que efectivamente se están produciendo las irregularidades en las fachadas del Hotel Victoria que el grupo municipal denunció el pasado 13 de julio.

El Consistorio informa de que tras la inspección realizada a propósito de la denuncia de AHORA MURCIA, han podido comprobar “en sus cuatro fachadas la presencia de elementos que no son acordes con la normativa del PECHAM (Plan Especial del Conjunto Histórico Artístico de Murcia)”, por lo que darán instrucciones a la propiedad para que lleven las actuaciones correspondientes. Esperamos que el PP lleve a cabo realmente las acciones oportunas y el seguimiento de las mismas, para que el inmueble recupere el aspecto que su valor arquitectónico e histórico exigen.

AHORA MURCIA informó el pasado 13 de julio a la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta de que el edificio conocido como ‘Hotel Victoria’, situado en la plaza Martínez Tornel de Murcia, se ha ido convirtiendo progresivamente en un horrible panel publicitario debido a que las fachadas de los bajos comerciales del edificio han sido ocupados por carteles publicitarios, rótulos, luminosos y toldos de carácter permanente y fijados en la fachada.

La formación municipal recordó que se trata de una construcción catalogada con grado de protección tres, e incluida en el Conjunto Histórico Artístico de Murcia (PECHAM), declarado Bien de Interés Cultural (BIC). El artículo 9 del Texto Refundido de las Ordenanzas Reguladoras del Plan del PECHAM prohíbe expresamente las vallas y carteles publicitarios temporales o permanentes.

Además, establece que la presencia de cualquier cartel, rótulo o rejas en fachada deberá integrarse en su diseño, mientras que los rótulos o carteles identificativos se instalarán en los huecos sin sobresalir de la línea de fachada, recomendándose la utilización de letras sueltas. Esta ley obliga también a que los toldos y elementos adicionales a la fachada deben estar diseñados de manera conjunta e integrada a dicha fachada.

Por lo tanto, las fachadas del edificio no se ajustan a lo indicado en este artículo, afeando esta céntrica y turística zona, además de producir una sensación de abandono y desidia, que todavía hace peor la presencia de pintadas y grafitis.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento