peatonal

PROYECTO DE USO PEATONAL Y LÚDICO DE CALLES

Comparte si te gusta...

Llevaremos al próximo Pleno la propuesta de cerrar al tráfico de motor calles en fechas concretas para su uso peatonal y lúdico

 

AHORA MURCIA propone que se cierren al tráfico de motor calles de la ciudad en fechas concretas “para su uso petaonal y lúdico”, con el objetivo de que los vecinos puedan hacer un uso distinto del habitual de estas vías. Alicia Morales explica que “familias enteras podrían ir a pasear a estas calles en las que por un día se caminaría sin tener que estar atentos al tráfico de motor ni sufrir su contaminación y otros inconvenientes. Peatones, ciclistas y patinadores compartirían por unas horas, de forma respetuosa, el uso de unas calzadas habitualmente ocupadas por el transporte. Además, se organizarían diversas actividades”. La formación municipal propondrá en el próximo Pleno la creación de un grupo de trabajo para diseñar un proyecto piloto, con la presencia de técnicos municipales y de colectivos y entidades además de las propias formaciones municipales.

La portavoz de Ahora Murcia señala que “puede resultar una experiencia muy interesante para la ciudad, puesto que se trata de una iniciativa con bajo coste, de rápida implementación y que supondría la creación de un proyecto del que nunca hasta ahora han podido disfrutar los vecinos del municipio y que creemos que sería enriquecedor para los ciudadanos y para la propia ciudad”.

Morales destaca que la iniciativa nace ante la evidencia de que “en nuestras ciudades los vehículos de motor han ido convirtiéndose progresivamente en los auténticos protagonistas. El peatón ha ido perdiendo relevancia, mientras que los espacios públicos han quedado reducidos a parques, plazas y unas pocas calles peatonales, teniendo en cambio muy difícil la convivencia amable con el tráfico en todo el resto de la ciudad”.

La concejala afirma que “ante esta situación, se hace indispensable recuperar espacios que actualmente son de uso exclusivo de los vehículos de motor, reivindicando el espacio público y generando nuevos lugares de encuentro. Esa recuperación del espacio público para la ciudadanía es un reto enormemente ambicioso que precisaría, para su consecución total, de una reestructuración integral de las urbes que se antoja muy difícil de llevar a cabo en la práctica. Lo que sí es posible es aplicar algunas medidas e implementar algunos proyectos que vayan en esa línea de hacer sentir al ciudadano que es el protagonista de la urbe, y que resulta posible la progresiva recuperación de espacios para el peatón y un modelo diferente de ciudad”.

Bajo estas premisas encuentra su sentido la propuesta de Ahora Murcia, que supone que con una periodicidad concreta y, por lo general, en días festivos, una calle o una avenida de la ciudad, diferentes en cada ocasión, verían cortado el tráfico de motor durante unas horas, permitiendo el uso y disfrute completo y relajado por parte de los ciudadanos de toda la vía, es decir, de la calzada además de las aceras.

Con la intención de atraer más ciudadanos a esta iniciativa y de transmitir los valores del proyecto”, añade la edil, “podría resultar una buena idea celebrar durante estas jornadas distintos tipos de actividades. Así, carreras de bicicletas para los niños y niñas, pequeños conciertos y otras actuaciones, o la celebración de talleres familiares, dotarían a estos viales de un nuevo sentido y harían que los ciudadanos los percibiesen de una forma diferente”.

Morales subraya que “un eje fundamental de la iniciativa es que estaría abierta a las propuestas y la participación de los diferentes colectivos del municipio, para conseguir que estas jornadas sean multidisciplinares y cuenten con la mayor asistencia posible”.

Algunas ciudades ya están realizando experiencias similares, como Barcelona, que cuenta con el proyecto ‘Los domingos de los peatones’, en el que se cierra al tráfico parte de la avenida Diagonal y del paseo de Gracia, ofreciendo talleres, lectura de libros, patinaje, juegos infantiles…; Pamplona, que puso en marcha hace unos meses el ‘Proyecto Bizikalea’, en el que el tercer domingo de cada mes una calle diferente se cierre al tráfico motorizado, con programación actividades; París, cuyos ‘Domingos peatonales en los Campos Elíseos’ supone que un domingo al mes la avenida más emblemática de la capital francesa solo es accesible para bicicletas y peatones; o Ciudad de México, con su’ Ciclotón’ , que el último domingo de cada mes cierra al tráfico de motor 32 kilómetros de la ciudad, incluida la principal avenida del centro, promoviendo la activación física, la salud y el esparcimiento.

Un caso destacado es el de São Paulo (Brasil), que cuenta con una carretera elevada de 3.4 kilómetros que pasa a tan sólo cinco metros de los edificios colindantes, utilizándola cada día entre 70.000 y 120.000 vehículos. Como pasa tan cerca de los edificios y tiene tanto tráfico, los inmuebles han ido perdiendo valor y los barrios que cruza se han ido degradando. “Sin embargo”, destaca la concejala, “desde 1989 está cerrada al tráfico de motor los domingos, y desde 2015 también los sábados por la tarde. En esas jornadas, los coches se ven sustituidos por niños jugando, bicicletas, grupos de música y de teatro, vendedores de maíz o de cocos helados, patinadores, skatistas, DJs, vendedores ambulantes… y ofrece wifi gratuita”.

Foto: carretera elevada de São Paulo, en día de cierre a los vehículos de motor

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento