transportes

Recortes de buses en pedanías y campo: la movilidad es un derecho

Comparte si te gusta...

Vecinos de la pedanía de Sucina se plantean irse a vivir a la ciudad de Murcia “si se ejecuta la anunciada supresión de la línea 45 (Avileses-Murcia). La desesperación de estos vecinos la comparten los de otras pedanías que están viendo eliminadas o reducidas sus líneas de autobús

 

Vecinos de la pedanía de Sucina se plantean irse a vivir a la ciudad de Murcia “si se ejecuta la anunciada supresión de la línea 45 (Avileses-Murcia)”. Estos vecinos han manifestado a Ahora Murcia que “no se puede vivir en lugares que no tienen servicio de transporte público” y afirman que ante esta situación “dan ganas de hacerse objetor fiscal”. La desesperación de estos vecinos la comparten los de otras pedanías que están viendo eliminadas (línea 18, urbano de El Palmar) o reducidas (líneas 7, La Albatalía-Murcia-La Arboleja, y 39, Campus de Espinardo-Murcia) sus líneas de autobús, tales como La Arboleja o Aljucer. Ante esta situación, la edil Alicia Morales recuerda al PP que “la movilidad es un derecho; el transporte público no debe responder a criterios de rentabilidad económica ni convertirse en un negocio. El transporte público en el municipio no responde a las necesidades demográficas, y las líneas y los recursos están muy mal planificados, lo que perjudica gravemente a la ciudadanía, en especial a los habitantes de pedanías y del campo de Murcia”.

La portavoz de Ahora Murcia señala que los principales usuarios del transporte público en Murcia son “los jóvenes, las personas mayores y las mujeres”. En este sentido, Morales recuerda que “las dos líneas suprimidas conectan con La Arrixaca y con la Universidad de Murcia, por lo que van a desatender la atención sanitaria a miles de vecinos del campo de Murcia y la educación de los más jóvenes”.

“Que movilidad es un derecho y que no se le puede tratar como una mercancía es algo que el alcalde Ballesta y sus concejales todavía no han entendido”, lamenta Alicia Morales, a la vez que subraya que “Ballesta tienen el deber de ponerse a trabajar en sus responsabilidades y exigir a quien competa unos servicios de transporte público en condiciones en nuestro municipio”.

Morales pone de relieve que “muchos vecinos van a tener que andar kilómetros para poder coger un autobús” y advierte de que “estas medidas van a despoblar más nuestro campo”. La concejala apunta que “el transporte público no ha interesado al PP en los 3 años que llevamos de mandato y no se ha producido ninguna mejora más allá de la línea de la Costera de la Arrixaca. La gestión del transporte en el municipio es nefasta y muchos vecinos están abandonados. Durante estos años en Ahora Murcia no hemos parado de recibir quejas de vecinos de pedanías denunciando la vulneración de su derecho a la movilidad, y el anuncio de Latbus de nuevos recortes supone la gota que ha colmado el vaso”.

Alicia Morales afirma que “el alcalde y el equipo de Gobierno llevan tres años de mandato mirando para otro lado respecto al transporte público y sin sentarse en serio para solucionar el asunto, uno de los más importantes de nuestro municipio. Exigimos que se sienten a planificar desde 0 el mapa de líneas de autobús, y de frecuencias”.

Subraya la concejala que “la actual planificación de los autobuses en el municipio tiene varias décadas y no responde a la realidad demográfica ni urbana de las pedanías. Ello deriva”, añade, “en que se ofrece a los vecinos un servicio de transporte ineficaz, que además incide en dos aspectos cruciales para la sostenibilidad del municipio: el caos diario de tráfico y la contaminación”.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento