Segura

El “timo” de 9 millones del bombeo del Segura

Comparte si te gusta...

Ahora Murcia y Podemos hemos denunciado el convenio firmado entre el Ayuntamiento y la CHS para que el Consistorio se haga cargo del ruinoso sistema de bombeo para la recirculación de caudales en el Segura

 

Ahora Murcia y Podemos han denunciado hoy el convenio firmado entre el Ayuntamiento de Murcia y la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) para que el Consistorio se haga cargo del sistema de bombeo para la recirculación de caudales, “una obra faraónica y perfectamente inútil finalizada en 2013”. Ambas formaciones han señalado que la utilización prevista de este sistema supondría para las arcas municipales un coste anual como mínimo de 435.393 euros (casi 9 millones de euros en sus 20 años de vida útil), y ello además sin que los beneficios para el interés general de la infraestructura estén cuantificados. Por otra parte, según han explicado, dos de los puntos del citado convenio están viciados de nulidad, por los incumplimientos de la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional; del Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Aguas; de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común; de la Ley de Bases de Régimen Local; de la Directiva Marco de Agua y del Plan Hidrológico de la Demarcación del Segura, por lo que mediante recurso administrativo Ahora Murcia ha impugnado hoy estos dos puntos del convenio, que son los que suponen la cesión del mantenimiento y explotación del sistema de recirculación de caudales.

Esta información ha sido hoy detallada, en rueda de prensa celebrada junto al río Segura, por las concejalas de Ahora Murcia Alicia Morales y Angeles Micol; los diputados regionales de Podemos María Giménez y Andrés Pedreño, y el secretario general de Podemos en Murcia, Toni Carrasco. Micol ha explicado que “el Ayuntamiento no puede tramitar la cesión para asumir la explotación y mantenimiento de un proyecto al que le faltan por ejecutar parte de las obras previstas, del que no se ha garantizado su eficacia, ni se han evaluado alternativas más económicas y eficaces, y que tampoco mejora la productividad económica y el empleo en la zona, según reconoce el propio estudio de viabilidad de la CHS, además de que incumple la Resolución de 3 de octubre de 2008 de la Secretaria de Estado de Medio Rural y Agua. Ballesta firmó este convenio para evitar pasar la cesión por el Pleno, como tendría que haber hecho”.

La concejala ha recordado que el convenio del proyecto Murcia Río incluye la obligación de que el Ayuntamiento de Murcia se haga cargo del sistema de bombeo para la recirculación de caudales del río Segura entre La Arboleja y la Fica, “una obra inútil que costó casi 15 millones de euros de dinero público y que está terminada desde 2013 sin que haya entrado en funcionamiento”. La concejala de Ahora Murcia señala que en el convenio con la CHS el Consistorio murciano se dice que la cesión “no va a suponer gastos específicos ni adicionales a los del funcionamiento ordinario de ambas instituciones”, pero según el estudio de viabilidad de la CHS, para que el sistema de bombeo sea efectivo debe utilizarse 225 días al año, lo que supone un gasto de 4435.393 euros, una estimación de costes, además, desfasada (es de hace 8 años) y que no contempla posibles reparaciones”.

Por su parte, la portavoz de Ahora Murcia, Alicia Morales, ha destacado que “nos oponemos rotundamente a que el Ayuntamiento se haga cargo de este sistema y de los elevadísimos costes anuales que conlleva” y ha subrayado que “ni siquiera el exalcalde Cámara, un personaje que se encuentra tres veces imputado, accedió a hacerse cargo de esta infraestructura, algo a lo que sí ha accedido, sin el menor sonrojo, Ballesta, tratando de ‘colar’ esta cesión dentro de los numerosos puntos que contempla el convenio del proyecto Murcia Río. Ballesta oculta a la ciudadanía que responsabilizarse del sistema de bombeo le costará a los murcianos 435.393 euros anuales, lo que significa que por salvar los muebles a la CHS está engañando a todos los murcianos”.

Morales ha explicado que el informe de viabilidad de la CHS tiene carencias fundamentales “tales como carecer de Evaluación de Impacto Ambiental”, a la vez que reconoce cosas tan graves “como que no se ha evaluado el caudal ecológico en el conjunto del área de afección; que no se han analizado alternativas para la minimización del impacto ambiental o, lo más relevante de todo, que hay un equilibrio entre la inversión que supuso el proyecto y los beneficios que iba a reportar”. A pesar de todo ello, como destaca la edil, “el proyecto se llevó a cabo, una chapuza en toda regla que ahora Ballesta ‘se traga’ para que la CHS pueda pasar por alto los controles de la Unión Europea, que aportó el 80% de esos casi 15 millones de coste”.

Ahora Murcia apoya y desea la regeneración del Segura a su paso por Murcia, pero sin duda la mejor forma de hacerlo no es que el Ayuntamiento se haga cargo de este ruinoso sistema de bombeo”, ha afirmado la portavoz, que ha añadido que “resulta vergonzante que una vez más el Ayuntamiento se pliegue a los intereses de otra administración y asuma sus problemas y mala planificación, algo que ya ha sucedido que con las obras del AVE, la contrata autonómica de Latbus o el cierre de ambulatorios. Además, la CHS tiene una desgraciada trayectoria de pufos y proyectos fallidos, de los que nuestro Consistorio no puede ser cómplice ahora, y menos aún utilizando prácticas oscurantistas y bajo sospecha”.

El secretario general de Podemos en Murcia, Toni Carrasco, ha explicado que “los casi 15 millones de euros de dinero público gastados en este sistema de bombeo podrían haberse destinado a proyectos con un beneficio social o/y ambiental mucho mayor”. En la misma línea, se ha preguntado “¿cuántas becas de comedor, bonos de transporte, ayudas de servicios sociales, planes de empleo, etc. etc. se pueden financiar con esos más de 400.000 euros anuales que nos costará mantener la obra?”.

Para la diputada regional de Podemos María Giménez “esta actuación responde al típico esquema de funcionamiento del PP con las infraestructuras: para ellos lo realmente importante es la realización de la obra, y una vez terminada ya se verá si sirve para algo, qué costes de mantenimiento tiene, quién los afronta…”. La representante de Podemos ha anunciado que pondrán estos hechos en conocimiento de los diputados de la formación en Madrid y de sus eurodiputados, “para que desde el Congreso y desde Bruselas se investiguen estas obras”.

El diputado Andrés Pedreño, por su parte, ha lamentado que estas actuaciones se hayan estado produciendo a la vez que tenía lugar el gravísimo abandono y deterioro del Mar Menor: “Mientras la joya ecológica de nuestra Región sufría la más absoluta dejación institucional, que ha llenado sus aguas de nutrientes, la CHS gastaba casi 15 millones de euros en una obra innecesaria. Este descuido del PP en la gestión de los recursos públicos y en el establecimiento de prioridades solo pueden ser fruto de la más grave miopía o de ese interés que tan a menudo demuestran por realizar obras faraónicas e inútiles. Parece claro que lo único que interesa al PP, demasiado a menudo, es mover grandes cantidades de dinero público de un lugar a otro, sin importar su utilidad ni el bienestar de los ciudadanos”.

Volviendo al vicio de nulidad de dos de los puntos del convenio del Ayuntamiento de Murcia con la CHS, ambas formaciones han explicado que “la disposición adicional decimotercera de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre no puede amparar este convenio, al contrario de lo que se dice al inicio de su texto, ya que los actos a los que se refiere el artículo 6 son entre la Administración General y los organismos públicos, como la CHS con las Comunidades Autónomas, pero no con las entidades locales, como es el Ayuntamiento de Murcia”.

Además, el convenio firmado tampoco puede ampararse en el artículo 28.4 del Plan Hidrológico Nacional (PHN), “ya que el proyecto de ‘Recirculación de caudales y acondicionamiento de motas en el tramo urbano de Murcia’, según el artículo 24 del Texto refundido de la Ley de Aguas, sería una competencia de la administración hidráulica sobre el dominio público hidráulico y, por lo tanto, queda al margen de las actuaciones en cauces públicos situados en zonas urbanas que pudiesen corresponder a las administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo de las que habla el citado artículo 28.4 del PHN”.

Por otra parte, según han destacado Ahora Murcia y Podemos, “la tramitación de la cesión del proyecto ‘Recirculación de caudales y acondicionamiento de motas en el tramo urbano de Murcia’ no es competencia de la CHS, ya que se trata de una obra declarada de interés general, por lo que la cesión de este proyecto corresponde tramitarla al Ministerio de Medio Ambiente y no a la CHS, tal y como ha sucedido”.

Además de todo esto, se trata de un proyecto que en su mayor parte discurre por Suelo Rústico No Urbanizable de Huerta NR, protegida por sus altos valores paisajísticos y ambientales, “de forma que en el improbable supuesto de que el convenio no fuese nulo, lo único que se podría obligar al Ayuntamiento a asumir, en base al artículo 28.4 del PHN, es el 17´24% del gasto de mantenimiento y explotación del sistema de recirculación de caudales”. Por último, han señalado que “no es el Presidente de la CHS quien tiene las facultades para la firma del convenio en cuestión, sino que debió hacerlo la Junta de Gobierno de la CHS”.

Por todo ello, Ahora Murcia y Podemos han manifestado su más férrea oposición “a que el Ayuntamiento de Murcia se haga cargo de esta chapuza” y han asegurado que llevarán a cabo “todas las acciones que estén a nuestro alcance para evitar que el dislate llevado a cabo por la CHS pase a ser responsabilidad del Consistorio”.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento