urbanismo

Urbanismo del municipio y patrimonio cultural

Comparte si te gusta...

Demandamos que las normas urbanísticas del municipio (el PGOU) se adapten para preservar el patrimonio cultural

 

AHORA MURCIA demanda que las normas urbanísticas del municipio se adapten para preservar el patrimonio cultural, garantizando así que el entorno de los monumentos no esté amenazado por elementos distorsionantes. Con este objetivo, Ahora Murcia llevará una moción al Pleno de este jueves para solicitar que el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana de Murcia) y su planeamiento se adapten a los entornos de protección BIC (Bien de Interés Cultural) delimitados después de la aprobación del Plan General (2001), algo que no se ha hecho pese a que obliga la ley.

La concejala Angeles Micol explica que “en el municipio de Murcia se ha delimitado el entorno de protección de cuatro BIC después de la aprobación del PGOU. La protección de estos entornos no están recogida en el Plan General, que es lo que desde Ahora Murcia  pedimos que se haga cuanto antes”.

Micol apunta que estas cuatro delimitaciones de entornos de protección de BIC son firmes, “por lo que procede que el Ayuntamiento se atenga a lo establecido en la Ley 4/2007, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia, y en concreto a los artículos relativos a Deberes de cooperación y colaboración; Suspensión y ejecución de intervenciones; Coordinación con otras políticas públicas; Relación con el planeamiento urbanístico; Autorización de intervenciones sobre Bienes de Interés Cultural; y Entorno de los Monumentos”.

“No se puede permitir que en el municipio tengamos a menudo nuestros monumentos encontrándose encajonados”, señala. “Poner en valor los monumentos y cuidar y preservar su entorno, además de la importancia patrimonial repercute en la creación de empleo y riqueza. Es un enorme potencial que no estamos explotando en nuestro municipio como sí lo han sabido ver y han hecho ciudades como Cartagena, y como desde Ahora Murcia pedimos que el Ayuntamiento comience por fin a hacer”.

La edil detalla que entre los elementos distorsionantes en los entornos de los monumentos existen tendidos de cables eléctricos y telefónicos, vallas publicitarias y otras instalaciones que provocan que no se esté cumpliendo en el municipio lo establecido en la Ley  4/2007, de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia respecto a dichos entornos.

Los cuatro BIC del municipio que han visto delimitado su entorno de protección después de la aprobación del PGOU (2001) son el azud de la Contraparada (decreto de 2002), el castillo de Los Garres (decreto de 2004), castillo de Tabala, en los Ramos (decreto 2004), y monasterio de Los Jerónimos (decreto de 2012).

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento