Pleno

VALORACIÓN PLENO ABRIL 2016

Comparte si te gusta...

En el Pleno de ayer, nuestras dos mociones de mayor trascendencia para la manera de planificar y gestionar el municipio fueron neutralizadas por PP y C’s. Conseguimos sacar adelante nuestras otras tres mociones

Una vez más, el Pleno del Ayuntamiento de Murcia fue testigo ayer de que cuando se presentan temas de calado económico y social para el municipio, que podrían abrir una forma de hacer las cosas más enriquecedora, distributiva y solidaria, PP y Ciudadanos sacan a relucir su conocido apoyo por la cara más especulativa de la economía y las finanzas. Así, ambas formaciones se aliaron una vez más para tumbar nuestra moción para el apoyo al comercio local minorista y de proximidad, mientras que nuestro texto para el fomento de la banca ética, fue contrarrestada con una moción alternativa por parte de los dos partidos. Por el contrario, sí conseguimos sacar adelante nuestras otras tres mociones, sobre los árboles y zonas de sombra en los patios de los colegios públicos; el uso de vehículos eléctricos y la utilización de los términos ‘discapacidad’ y ‘persona con discapacidad’. Además, coleó en el Pleno la eliminación que hizo Ballesta en el orden del día de nuestra moción sobre la gerencia de Emuasa, una decisión por la que el alcalde y presidente del Pleno tuvo que dar explicaciones a nuestros concejales.

Ambos partidos pretendían eliminar dos puntos fundamentales de nuestro texto para conseguir un apoyo real al comercio tradicional: que el Ayuntamiento llevara a cabo una moratoria indefinida de instalación de nuevas grandes superficies comerciales, tanto en las ya establecidas en el PGOU, como de posibles incorporaciones, y que el Consistorio instase al Gobierno Regional a modificar la normativa inherente a la liberalización de horario del comercio recogida en el reciente Decreto-Ley n.º 2/2016, de 20 de abril.

La concejala y portavoz de Ahora Murcia, Alicia Morales, lamenta que estos partidos no apuesten por medidas “que promoverían la creación de riqueza en el municipio y su mejor distribución, en lugar de continuar apostando, como ha hecho el PP en Murcia durante lustros, por la economía especulativa y que favorece a los grandes inversores, creando además una situación laboral de gran precariedad. Nos encantaría que PP y C’s apostaran por los productos locales, el pequeño comercio, las empresas familiares y las organizaciones locales, promoviendo los intereses de la ciudadanía en lugar de los de las grandes corporaciones”.

También los dos partidos de derechas desactivaron nuestra moción para el compromiso activo del Ayuntamiento de Murcia con la banca ética. El concejal de Hacienda, Martínez Oliva, argumentó que el Ayuntamiento en su trato con las entidades bancarias sólo debe tener en cuenta criterios de rentabilidad financiera, pero Morales recuerda “que el rendimiento a tener en cuenta, si queremos crear un municipio más próspero y justo, no debe ser sólo económico. Hay muchos otros criterios que las administraciones públicas deben tener en cuenta, ya que su actuación es un paso fundamental para la consolidación y visibilidad de la banca ética entre la ciudadanía como una alternativa real”.

La edil destaca que “estas dos mociones no sólo tenían un contenido económico y social, buscando promover una nueva manera de planificar y gestionar, sino también un contenido ideológico, sobre qué modelo de municipio queremos: más sostenible, habitable y solidario”.

Pero no todo fueron malas noticias en el Pleno de ayer, ya que sí conseguimos sacar adelante nuestras otras tres mociones: la del arbolado y zonas de sombra en los patios de los colegios públicos, que era una demanda de numerosos vecinos y de las AMPAS; la del fomento de los vehículos eléctricos, que supone un paso adelante en la movilidad sostenible en el municipio y la de utilización de los términos ‘discapacidad’ y ‘persona con discapacidad’ en los escritos oficiales municipales en lugar de ‘minusvalía’ y ‘minusválido/a’, ajustándonos de esta forma a la legislación vigente pero que no siempre se estaba cumpliendo.

El PP, por otra parte, batalló cuanto le fue posible contra tres de las cuatro mociones presentadas por los grupos de la oposición, que por lo tanto consiguieron ser aprobadas: sobre la utilización y gestión de la inversión en pedanías; sobre la aportación de la información pública que en formato digital, estandarizado y abierto; y para que se devuelva la gestión de las redes sociales institucionales a los funcionarios. Esta última moción dio lugar a uno de los episodios más rocambolescos del Pleno, cuando el concejal de Modernización de la Administración, José Guillén, aseguró en que los últimos años había un robot que mandaba mensajes institucionales en las redes sociales con críticas al PP y su gestión. Por su parte, la moción para asegurar el servicio de escuelas infantiles durante el mes completo de julio se probó por unanimidad con un añadido del PP.

Por último, hubo tres mociones conjuntas de todos los grupos municipales, relativas a las escuelas infantiles en Gea y Truyols-La Tercia; al derecho de las familias a recibir atención temprana en igualdad de condiciones, y una declaración institucional de solidaridad con el pueblo de Ecuador tras el reciente terremoto.

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento