vivienda social

Vivienda social en el municipio: necesidad de informes y actuaciones

Comparte si te gusta...

Planteamos la “imperiosa necesidad” de que el Ayuntamiento realice informes y tome medidas sobre la vivienda social del municipio

 

AHORA MURCIA plantea la “imperiosa necesidad” de que el Ayuntamiento realice informes y tome medidas sobre la vivienda social del municipio, “que se encuentra en una situación de enorme abandono por parte del Gobierno del PP”. El concejal Miguel Ángel Alzamora explica que la formación municipal considera necesario “conocer el uso que se le está dando al parque de vivienda municipal; saber las necesidades de vivienda de las familias vulnerables del municipio; y conocer las condiciones y régimen de propiedad de las viviendas vacías”. Con el objetivo de que el Ayuntamiento elabore informes sobre estos tres aspectos, “a partir de los cuales se tomen medidas ajustadas a la realidad y eficaces”, Ahora Murcia presentará una moción en el Pleno del próximo jueves.

Alzamora destaca que “desde 2013 la UE recuerda a los municipios españoles que la inversión en vivienda social, además de garantizar derechos fundamentales, genera economía local en los municipios”. Por otra parte, se da la circunstancia de que “hace más de 10 años que no se construye vivienda de promoción pública municipal”, a la vez que “el precio del alquiler de la vivienda en el municipio se ha incrementado entre un 18 y un 23%, en los últimos 5 años, lo que ha situado todavía a muchas más familias en una situación muy difícil para acceder a una vivienda digna”.

El edil afirma que “son conocidos los problemas de acceso a la vivienda digna en este municipio para la población en situaciones de especial necesidad. Se trata de una población bien conocida por los Servicios Sociales municipales, y también, por el Servicio de Vivienda del Ayuntamiento, ya que, entre otras cosas, son más de 1.200 las familias que año tras año comparten la lista de espera de vivienda social municipal”.

“Las familias del municipio que tienen graves dificultades para pagar el alquiler, aumentan, y cuando acceden a ayudas de alquiler, éstas llegan muy tarde”, apunta Alzamora. “Son situaciones que afectan también a los pequeños arrendadores, ya que derivan en conflictos entre vecinos, que en gran parte acaban en los tribunales”. Otras situaciones que se están dando en diversas zonas de nuestro municipio son “la existencia cada vez mayor de infraviviendas, y las ocupaciones irregulares, por necesidad de vivienda, de familias e individuos. Ante todo ello”, destaca el concejal, “la política pública de vivienda ante estas situaciones están siendo prácticamente nula”.

Miguel Ángel Alzamora recuerda que el Servicio de Vivienda del Ayuntamiento comenzó en enero de 2016 la segunda fase de la elaboración de un Censo de Viviendas Municipales, que empezó a elaborarse en 2015. “Tres años después, no tenemos a nuestra disposición ningún dato sobre ese Censo, ni conocemos los resultados de las acciones que se han desarrollado para el mantenimiento, conservación y reparación del parque municipal de viviendas por un importe de más de 300.000 euros anuales, anunciadas por el Ayuntamiento en mayo de 2017”.

Además, el Consistorio creó en 2015 una Comisión de Exclusión Residencial para realojar a familias en situación de exclusión residencial extrema y cronificada del municipio, para lo que destinó 1,3 millones de euros de ayudas europeas, pese a lo cual “hasta ahora el impacto ha sido nulo y la comisión está inactiva”. También se creó en 2015 el grupo de trabajo de ‘Fomento del acceso a la vivienda en régimen de alquiler’, que “igualmente se encuentra inactiva, sin reunirse desde 2016”.

 

Informes y medidas
“Ante tal despropósito”, afirma el concejal, “desde Ahora Murcia señalamos que debemos avanzar y cerrar cuanto antes medidas para conocer la situación de la vivienda en el municipio. En concreto, planteamos la necesidad de elaborar tres informes: sobre el estado de los inmuebles del parque de vivienda municipal y las condiciones sociales de las familias e individuos que los habitan; sobre las necesidades de vivienda de las familias vulnerables del municipio, a partir de la demanda de vivienda social y de las ayudas sociales demandadas en materia de vivienda a Servicios Sociales; y sobre las condiciones y régimen de propiedad -grandes y pequeños tenedores, segundas viviendas, etc.- de las viviendas vacías del municipio”.

Alzamora señala que “a partir de ese conocimiento se podrán planificar y tomar medidas eficientes y eficaces en materia de vivienda social, más ajustadas a la realidad del municipio y que tengan que ver con la dignificación de las condiciones de habitabilidad de los inmuebles y por tanto, de muchas familias con poca capacidad económica de nuestro municipio. También será posible, a partir de esos informes, la propuesta de medidas para poner en uso las viviendas vacías; y que se aborden procedimientos de intervención social y de vivienda con las familias que lo necesiten, entre otras actuaciones”.

 

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario para comentarios esta cerrado en este momento