Declaración de Zaragoza

Noticias de izquierdas Noticias de izquierdas para Murcia y España

 

La pandemia mundial y su impacto social y económico suponen un verdadero

parteaguas para nuestras sociedades. Probablemente tan solo un ensayo

general de los desafíos asociados a la crisis climática y su impacto sobre el

planeta, nuestra especie y nuestra forma de vida. Ya es evidente que el futuro

no está garantizado, que no podemos darlo por sentado. La continuidad del

actual modelo depredador de la Tierra, de la salud y los vínculos

comunitarios, es social y ecológicamente insostenible y solo puede deparar

más sufrimiento.











La pandemia, la crisis ecológica y la ausencia de horizonte de futuro nos han

mostrado que somos frágiles, como individuos, como sociedad y como

planeta. Frente a este punto de bifurcación solo hay dos propuestas en este

momento histórico. Por un lado, la de los partidarios del “sálvese quien

pueda”, que frente a la incertidumbre solo pueden ofrecer la miseria moral

de señalar alguien siempre más débil sobre quien descargar las culpas, en

una huida hacia adelante cobarde y suicida. Por el otro lado, la de los

demócratas que propugnamos una gran alianza de los frágiles,

reconstruyendo el contrato social para garantizar la sostenibilidad de la vida

en el planeta, equilibrar la balanza haciendo fuertes a los débiles, y hacer

posibles vidas tranquilas y libres del miedo al día a día que atenaza a las

mayorías. Nuestra ley del más débil para ser libres en común, es un camino

de hacer sociedad. Su ley del más fuerte para la tiranía de unos pocos es un

camino de retroceso civilizatorio.











La política en el Estado español vive un momento contradictorio. Si por un

lado existe un gobierno central de coalición de centro izquierda, por el otro,

la iniciativa y la ofensiva ideológica y moral parece estar en manos de los

sectores más reaccionarios, que buscan una revancha sobre los intentos

democratizadores del ciclo 2011-2016.











El Gobierno central, por las resistencias que encuentra, por sus dificultades y

por falta de visión estratégica, aún no ejerce una iniciativa política que

permita un rearme social y político de la ciudadanía, claramente demócrata

y progresista, equilibrando una balanza social muy inclinada hacia la

oligarquía y abriendo un ciclo virtuoso de derechos en el que cada paso

adelante alimente la confianza popular para ir por más.

En ese sentido, los llamados a “evitar la llegada de las derechas” tienen un

discurso conservador y paralizante si no van acompañados de iniciativa

política y voluntad para transformar la vida de la ciudadanía, de la que más

necesita de una acción decidida en pos de la justicia social. Si el gobierno no

hace los deberes, el ánimo del cinismo y la desafección lo capitalizarán los

reaccionarios. Cruceros para todos los bolsillos









Es por tanto fundamental recuperar la iniciativa y estrechar la colaboración

entre fuerzas que comparten un horizonte de justicia social, transición

ecológica y democratización profunda de nuestra vida política. Para ser parte

de un relanzamiento de las grandes demandas sociales que siguen pendientes

y que no pueden ser entregadas solo a una perspectiva que, desde la

resistencia, añore regresar al escenario político del siglo pasado.











Apostamos por la descentralización y las inversiones territorializadas que

permitan infraestructuras públicas dignas, especialmente en materia de

movilidad sostenible que permita revertir el fenómeno de la despoblación y

el futuro de los núcleos económicos de cada territorio frente al modelo

centralista y radial que actualmente prevalece.











Nuestra defensa acérrima de la libertad de ser, de ser en igualdad y de amar,

de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres y también de los derechos

civiles del colectivo LGTBi+











Creemos, además, que la forma de hacerlo es fundamental, por lo que las

fuerza políticas firmantes de esta Declaración, nos comprometemos a cuidar

y respetar la singularidad de cada territorio, su diversidad y sus decisiones,

como un elemento enriquecedor del conjunto, siendo un espacio plurinacional

de cooperación quien mejor puede dar respuesta a los retos de futuro.

Así llevamos años haciendo camino juntas y juntos, al andar, y así

pretendemos seguir haciéndolo, en una alianza que va más allá de lo electoral

y que se inscribe en el tiempo lento de los recorridos largos. Con las raíces

firmes en nuestra tierra y con la mirada compartida en un mañana verde,

justo, feminista y libre.











Nuestro compromiso con una sociedad que garantice la igualdad de

oportunidades de todas y de todos con independencia de la situación de

partida de cada persona. Una sociedad que queremos sostenible, democrática

y justa, a través de la defensa y ampliación de los derechos y libertades de

los más y garantizados por un Estado fuerte y emprendedor que proteja y

cuide a la ciudadanía.











En Zaragoza a 28 de octubre de 2021.









COMPROMÍS

MÁS PAÍS

CHUNTA ARAGONESISTA



Declaración de Zaragoza

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maspais.es/2021/10/declaracion-de-zaragoza/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20